Las firmas digitales y la identidad: 5 tendencias que se avecinan en el 2021

Feature - tendencias que se avecinan en el 2021

El 2020 se acerca a su fin y toca mirar al futuro para identificar algunas tendencias que con toda probabilidad veremos el próximo año y más allá. El 2020 se ha caracterizado por el gran auge de las firmas y la identificación electrónicas, ya que gran parte del mundo se vio confinada y tuvo que recurrir al trabajo a distancia. ¿Cuáles son las tendencias que veremos el próximo año? Repasemos algunas de ellas.


 

1. Funcionalidades adicionales que aportan valor añadido

Como ya sabemos, las firmas digitales ofrecen múltiples niveles de fiabilidad y se dividen en tres tipos, tal como lo recoge el eIDAS
 

  • Firma electrónica básica o simple (SES)
  • Firma electrónica avanzada (AES)
  • Firma electrónica cualificada (QES)

 
Cuando hablamos de los niveles de fiabilidad nos referimos al grado de verificación de la identidad del firmante que, hasta cierto punto, ofrece cada una de estas firmas. Una firma electrónica básica suele aplicarse en procesos de menor valor, ya que no existe una “forma infalible” de confirmar la identidad del firmante.

En cambio, la firma electrónica cualificada vincula la identidad del firmante a su firma mediante un certificado personal y cualificado emitido por un Prestador de Servicios de Confianza Cualificado (QTSP). Esta es la forma más segura de confirmar la identidad del firmante.

Para saber más sobre cada una de estas firmas, puede acceder a una de nuestras entradas anteriores al blog

Lo que según nosotros también crecerá en el 2021, es el valor añadido adicional de cada una de estas firmas. Esto significa que, además de aportar un determinado nivel de protección y fiabilidad, las firmas digitales incluirán características adicionales que aumentan la funcionalidad de un portal de firmas electrónicas o API, de modo que podrá recoger más información valiosa de los firmantes.

Por ejemplo, algunas de las cosas que desde Connective ofrecemos a nuestros usuarios (en función de su producto contratado) para que saquen más provecho de nuestra solución de firmas digitales son la función de formularios y el registro de auditoría.
 

Creación de contratos y cumplimentación de formularios en automático

La función de formularios permite a nuestros usuarios configurar formularios en su proceso de firma con el fin de recoger más información de los firmantes y utilizar estos datos para la generación automática de contratos. De este modo, una empresa de inversiones que precisa de documentos firmados para la incorporación de un nuevo cliente puede incluir un formulario en el proceso de firma, instando al nuevo cliente que marque su presupuesto mensual o anual y los idiomas que habla para mejorar la comunicación. Los valores se incluirán automáticamente en el documento firmado, lo que permite una automatización más rápida y eficiente.

A pesar de que esta característica no es nueva, creemos que ganará más peso en los próximos años porque acelera y facilita el proceso de la firma.

Connective eSignatures - Forms Feature
 

Registro de auditoría

La función del registro de auditoría adjunta a petición un resumen de cada documento firmado en el portal con información sobre el proceso de entrega y firma. Esto permite a los usuarios seguir y auditar las firmas digitales de manera transparente, facilitando el rastreo de cada operación.

Básicamente, ocurre lo mismo que con la funcionalidad anterior: tampoco es nueva, pero será mucho más significativa cuando las firmas digitales se apliquen cada vez más en empresas y sectores en todo el mundo. Como realiza un seguimiento del estado del documento de principio a fin, con todos los procesos y pasos, se convertirá en una característica destacada que todo proveedor de firmas electrónicas que se precie querrá incorporar a su solución.

Connective eSignatures - Audit Trail

 

Encontrará más información sobre los registros de auditoría aquí.

Resumiendo, creemos que muchos proveedores de firmas digitales continuarán añadiendo características a sus respectivas soluciones para que los usuarios puedan disfrutar de una amplia gama de funciones adicionales y útiles, más allá del uso de la firma electrónica en sí.
 

2. Inteligencia Artificial

Otra tendencia que se avecina para los próximos años es el auge de la inteligencia artificial (IA) en el mundo de las firmas digitales. Todos hemos oído hablar de ella. La IA ya ha irrumpido en muchos sectores y numerosas industrias de todo el mundo. Pero ¿cuál es su potencial para los proveedores y usuarios de soluciones de firmas digitales?

La inteligencia artificial podría irrumpir en nuestro mundo a través de sistemas automatizados que, en función de los datos introducidos, eligen automáticamente la plantilla correcta de una biblioteca de plantillas para generar los documentos adecuados con el proceso de firma idóneo. Esto significa que la IA configura la plantilla, elige el método de firma adecuado (jurídicamente válido) para el tipo de documento en cuestión y prepara todos los pasos para que el usuario solo tenga que introducir los firmantes y posiblemente el orden de la firma.

Otra posibilidad es que la IA se utilice para automatizar y facilitar determinados procesos que ya se están empleando. Un ejemplo: en las condiciones generales o los contratos de muchas webs de comercio a distancia o tiendas virtuales aparece el término “período de reflexión”. Este concepto se refiere al plazo que se le otorga al consumidor para ejercer su derecho a devolver un producto o servicio que ha comprado a distancia. En algunos casos concretos, es muy posible que solo se le permitirá firmar un contrato o documento tras la finalización del período de reflexión obligatorio.

También en este caso, la inteligencia artificial sería muy útil. En función del documento que se esté introduciendo, podría analizar y predecir el flujo de trabajo por configurar y prepararlo para la firma con las medidas y los ajustes adecuados.
 

3. Cambios en las leyes que regulan las firmas digitales

Aquí no valen las predicciones. Ni siquiera queremos dar consejos. Lo probable es que en un futuro cercano veamos algunos cambios o enmiendas en las leyes que regulan las firmas digitales. Como el concepto de las firmas electrónicas seguirá evolucionando y expandiéndose, las normas que lo regulan no podrán quedarse atrás.

A principios de 2020, la Fednot (Federación Real de Notarios Belgas) dio un gran paso en su transición digital al implementar una solución para ejecutar las escrituras de forma plenamente electrónica. A raíz de ello, la ley se modificó y hoy los usuarios en determinadas condiciones pueden otorgar poderes tanto por vía electrónica como a distancia. O sea, todo un paso hacia adelante. No solo en Bélgica vemos surgir esta tendencia, sino que otros países europeos también están a punto de introducir este avance.

Para una explicación más a fondo de este tema, consulte una de nuestras entradas anteriores al blog, escrita por nuestro asesor jurídico Nathan Schryvers.

Otro ejemplo es eIDAS (el Reglamento sobre identificación electrónica y servicios de confianza). Hace unos meses, la Comisión Europea estuvo evaluando este marco regulador mediante una consulta abierta. Recogió información y está evaluando si la redacción actual sigue siendo adecuada para el propósito definido o si, por el contrario, necesita ser revisada. Esto nos lleva a concluir que pronto habrá más noticias al respecto.

Lo repetimos, no podemos prever el futuro, pero si nos guiamos por los ejemplos citados, se avecina algún que otro cambio adicional más adelante.
 

4. Uso de la identidad verificada para firmar documentos

Las firmas electrónicas con identidad verificada han revolucionado la operativa en muchos países. El sistema de identificación digital itsme® digital ID, por ejemplo, es una iniciativa de Belgian Mobile ID, una empresa conjunta de los siete mayores bancos y “telecos” belgas que proporciona una identificación digital basada en el DNI electrónico o en datos bancarios verificados.

Facilita el acceso en línea a instituciones gubernamentales, a la vez que permite firmar documentos digitalmente con una firma electrónica cualificada. Es decir, el tipo de firma con el mayor grado de verificación de la identidad. Y lo mejor de todo es que ya no hacen falta los dispositivos externos como un lector de tarjetas. Lo único que necesita es su dispositivo móvil.

Esta iniciativa está en auge en muchos otros países también. En Francia, por ejemplo, existe la iniciativa FranceConnect, que recientemente hemos añadido como método de firma a nuestra solución de firmas digitales.

El nivel de protección depende de determinados factores, pero aun así este método permite utilizar la identidad digital para firmar la mayoría de los documentos disponibles. Además, en el futuro cercano, el número de países que emitan DNI electrónicos incrementará. Lo lógico es que este tipo de servicios también se multipliquen en todo el mundo.
 

5. El aumento del uso de los dispositivos móviles

Hoy en día, es difícil imaginarse un mundo sin dispositivos móviles. Francamente, hay poco que no pueda hacer con su teléfono móvil. Banca móvil, compras en línea,… la lista es interminable. Y por supuesto, usar su dispositivo móvil para firmar documentos digitalmente es inevitable.

Ya ofrecemos la configuración SMS OTP (mensaje de texto con contraseña de un solo uso) como método de firma en eSignatures. Es un método que le permite autenticar su identidad sencillamente mediante la introducción de un código de un solo uso que se le envía por SMS (sirve como una firma electrónica simple y se puede configurar como avanzada, cuando se cumplen ciertos requisitos específicos).

Y si busca una opción cualificada, siempre dispone de “itsme® sign” como método de firma. Esta quinta tendencia sería el paso lógico después de la cuarta. Con la creciente creación de sistemas de identificación digital, el uso de dispositivos móviles para la firma electrónica de documentos con dicha identificación digital también irá en aumento. De este modo, nuestro preciado dispositivo móvil tendrá aún más importancia y presencia en el futuro no tan lejano.

El mundo se pone literalmente al alcance de sus manos.
 

Conclusión: un amplio abanico de posibilidades

Estas son solo algunas de las cosas que según nosotros se introducirán o se seguirán desarrollando en los próximos años. Como todo el concepto de las firmas digitales ha evolucionado rápidamente por las circunstancias actuales, ¿quién sabe qué más nos espera? Puede que las posibilidades no sean infinitas, pero no dejan de ser muy amplias. Tenemos tanta curiosidad como todos ustedes por ver qué nos depararán estas tendencias y cuáles serán las posibilidades en el futuro cercano. No solo en lo que respecta a nuestras propias soluciones, sino también a las demás.
 

¡No dude en contactar con nosotros si tiene alguna pregunta sobre nuestra solución de firmas digitales u otras!